Empoderamiento de Madres Adolescentes

A través de nuestro modelo de intervención denominado 360 grados hemos logrado romper los ciclos de pobreza generados por el embarazo en adolescentes. Todas nuestras beneficiarias reciben atención psicosocial, nutricional, médica y educación. Una vez completados los diferentes ciclos, las apoyamos en la consecución de un trabajo formal que les permita generar ingresos estables y dignos y convertirse en madres y mujeres empoderadas e independientes económicamente.

Nuestro modelo está compuesto por tres fases que facilitan la reinserción de las madres adolescentes y sus hijos a la pirámide de desarrollo:

Madres Adolescentes Primigestantes (Fase I)

A lo largo de esta primera fase hacemos énfasis en el fortalecimiento psicoafectivo de las madres adolescentes en un 70% del tiempo, y en el 30% restante las capacitamos en un oficio productivo que les permita la generación de ingresos. Paralelo a esto, nuestras beneficiarias y sus hijos reciben atención médica y nutricional y talleres en temas de sexualidad y civismo, entre otros.

Madres Adolescentes en Seguimiento (Fase II)

En esta segunda fase le damos más relevancia a la formación y capacitación de las madres con el objetivo de brindarles todas las herramientas para su inserción al mercado laboral y la generación de ingresos. Inicialmente las madres finalizan su escolarización y luego las formamos en una de las siguientes carreras técnico-laborales: Cocina Internacional, Hotelería y Logística, o Belleza y Estética. Durante esta segunda fase las madres siguen teniendo acceso al apoyo psicosocial y atención médica.

   

Oficina de Empleo y Emprendimiento (Fase III)

Una vez las beneficiarias finalizan su formación, acceden a la Oficina de Empleo y Emprendimiento donde se les apoya en la consecución de un empleo estable que les genere recursos para mejorar su calidad de vida y la de sus familias. La oficina de Empleo y Emprendimiento, creada en 2012, tiene una doble responsabilidad: garantizar que las jóvenes insertas en el mercado se encuentren en condiciones aptas y que el empleador cumpla con todos los estándares exigidos por la ley laboral, así como retroalimentar la formación brindada por la Fundación de acuerdo al seguimiento que se hace sobre las jóvenes con el empleador.

Centro Integral de Desarrollo Infantil (CIDI)

El CIDI fue creado para brindar asistencia a las madres adolescentes en el cuidado de sus hijos. Anualmente el centro impacta a los hijos de las beneficiarias, que se identifican como los que más requieren de atención y seguimiento por parte de la Fundación.  El CIDI busca la mejora del desarrollo físico y psicomotor de los bebés así como fortalecer el lazo materno-infantil y enseñar a las jóvenes pautas de crianza. Esto también permite garantizar una mayor permanencia de las madres en los programas y evita la deserción.

Change this in Theme Options
Change this in Theme Options